domingo, 10 de febrero de 2013

Cata de Monastrell

Cuando haces una cata de una variedad te das cuenta la versatilidad que ésta puede tener, aunque eso sí, tienen siempre un denominador común, ciertas características que te pueden ayudar a identificarla. Os dejo mis sensaciones de la última cata de monastreles a la que pude acudir. ¡¡ Monastrell forever !!


Estrecho 2007

Visual cereza, de capa media alta, sus lágrimas aún tintan. En nariz guindas en licor, mineralidad, montebajo mediterráneo, fruta roja, madura, juanolas. Mucho mejor una hora después de abrirlo, más complejo y fresco. En boca, buena estructura, aún con aristas de acidez y de sensaciones alcohólicas.


Pie Franco 2008

Ribete y corazón granate, de capa media alta. Mucha fruta confitada, trufa negra, toques balsámicos y caramelo tostado. Muy redondo en boca, acidez integrada, con gran peso en centro de boca. Necesita abrirse, al principio con mucha nota reductiva.


El Sequé 2010

Visual muy cubierta, azabache, prácticamente opaca. Nariz fragante, láctica, mora madura, algo de esparto. Algún toque cárnico tras una hora de oxigenación. En boca se muestra goloso, con una acidez fresca, su estructura te tapiza la boca, mucha frutalidad.


Tarima Hills 2010

Color picota cubierto.. Nariz llena de madreas exóticas, tinta china, aceituna negra, pimienta negra. Le echo a faltar notas primarias a frutas. En boca es sabroso, equilibrado, tanino maduro, atisba fruta madura entre tanto festival especiado. Moderno y comercial.


El Telar 2009

De color rubí, de capa alta. Claras notas a cereza y fresa madura, cacao y menta. En boca es algo tánico, acidez viva, con buen peso de fruta, estructurado y largo. Le auguro buena evolución. Lo probaremos en unos meses.


Calzás 2008

De capa media, con ribete teja (¿?). En boca mucha nota de confitura de ciruela, pasificada, algarroba. En boca es terciopelo, elegante acidez, muy equilibrado. Sorprendente vino, su vista y olfato no hacían dilucidar esa más que perfecta, fresca y equilibrada boca. Para los amantes de los vinos de corte clásico.